domingo, 30 de junio de 2013

Una sana condición para el amor incondicional

Ad portas de cumplir 32 años de matrimonio, y agradeciendo a Dios porque ha estado siempre presente en esta unión  la ha sostenidy,fortalecido , queremos seguir juntos hasta que Dios lo quiera y disfrutamos pasar el tiempo juntos que es lo mas importante.
Hace unos años atrás leí esto en un libro, y me pareció muy cierto, compre ese libro y era muy sencillo pero a la vez muy profundo, se llama "Reflexiones Sobre El Amor" de Leo Buscaglia.

"Con frecuencia se oye hablar del amor incondicional.Esta de moda jurar que amaremos"sin condiciones", pero rápidamente nos damos cuenta que es difícil cumplir con la condición de amar incondicionalmente. De hecho, en el amor existe una condición obligatoria que es dejar  crecer al otro como un individuo separado de nosotros. Si por un instante sentimos que no la estamos cumpliendo, debemos examinar inmediata y detenidamente nuestro amor. No solo debemos respetar la necesidad de crecer que tiene el otro, sino también alentarlo, aunque corramos el riesgo de perderlo. Parece irónico  pero la única forma de crecer unidos es permitir que cada uno crezca por separado.
 La idea de que para que dos personas conserven el amor deben fusionarse por completo es falsa. La imagen de encender el fuego juntos resulta acogedora hasta que nos quedamos sin combustible porque ninguno de los dos salio a buscarlo. Por el contrario, cuando lo hacemos, regresamos y encontramos el fuego vivo capaz de calentarnos a los dos".







1 comentario:

Rodrigo Ariel dijo...

EL AMOR INCONDICIONAL NOS SANA

Aquel que sabe amar en el aquí y ahora, ya recibió en forma simultánea muchísimo más que lo que el anhelo mental esperaba. Una persona así se hace dueña de su vida y no es­pecula con la posible devolución efímera de los demás para seguir sobreviviendo.

psicologia-terapias.blogspot.com.ar/2013/08/el-amor-incondicional-nos-sana.html#.UsnfE9LuLdc